Decidiendo un Hotel en Copenhagen, Dinamarca

¡Hola! Lamento no haber podido escribir una nueva entrada en el blog la semana pasada, pero no tuve tiempo de crear una publicación con buen contenido. Tuve una semana muy caótica y estresante. Estaba creando contenido para abrir mi cuenta de Instagram. A pesar de que no he lanzado oficialmente este blog, por favor, sígueme en mis redes sociales y suscríbete al boletín si no lo has hecho. Espero que esté lanzando oficialmente este blog para la próxima semana, así que por favor mantente en sintonía porque estaré publicando un Get To Know Me Tag! (Sí, incluirá fotos de mí, ¡por fin!)

Hoy, quiero hablarte sobre lo importante es saber de antemano el hotel que te alojaras cuando viajes al extranjero. Esto es porque el hotel tiene que cumplir con tus preferencias y expectativas. Si no lo hace, entonces creeme que podría arruinar tu experiencia de viaje. Al reservar un hotel para un viaje internacional, es mejor leer los comentarios del hotel por otros huéspedes, así como prestar atención a las imagines de este. En mi experiencia de viaje, sólo hay una vez que he experimentado una estancia de hotel realmente incómoda e inolvidable. Sin más preámbulos, te diré cómo un hotel interfirió con mi viaje a Copenhague, Dinamarca.

Mi primera vez que visité Europa, fue cuando viajé a Dinamarca. Por lo tanto, estaba muy emocionada e interesada en este viaje. Fue un viaje muy largo para mí. Yo estaba muy cansada y no podía dormir durante todo el vuelo entero. Por lo tanto, lo único que quería hacer cuando aterricé en Copenhague era dormir. Me sorprendió que el hotel donde me alojé no tenia ningún tipo de aperitivos o un tipo de comida ligera como sándwiches para comprar. Afortunadamente, había un centro comercial al lado de este hotel en particular, así que logre comprar algunos pasteles para la cena. Yo no reservé este hotel en particular y esto fue un gran error. Lo que sucedió es que no pude dormir por 3 noches. No había aire acondicionado (tuve que abrir una ventana, y luego era tan frío y ruidoso), el baño no era de espacio comodo. Así que, durante los tres primeros días no disfruté mi viaje. Yo estaba constantemente pensando que iba a volver a un hotel que no podía relajarme y comer algo si lo necesitaba. Afortunadamente, esa pesadilla había terminado porqueencontré una habitación disponible en otro hotel, el cual cumplió y superó todas mis expectativas. Por lo tanto, finalmente disfrute de mi viaje porque me sentí realmente felíz.

Antes de tener esta experiencia, pensé que un hotel no era una prioridad cuando se trata de viajar internacionalmente. A partir de ahora siempre me aseguro de reservar un hotel que satisfaga mis expectativas y preferencias. Ahora, por favor dime si has experimentado algo similar con un hotel y cómo resolvistes el problema para disfrutar de tu estancia?

Follow:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *