Las aventuras de los Pirineos: San Sebastián y Bilbao, España; Lourdes, Francia

Siempre quise visitar San Sebastián-Donostia, España, ya que cerca de este lugar existe una ciudad que se nombra como mi apellido. Por lo tanto, fue muy emocionante visitar este lugar. Una vez que llegué a San Sebastián, pude notar que es super bello. Es un lugar tan hermoso y relajante. Ademas es una ciudad pintoresca. Las casas y los edificios son pintados con diferentes colores vibrantes y en el exterior tienen hermosas cestas de flores, que están colgando en el balcón de cada edificio o en el porche delantero de las casas. La temperatura era ideal para ir a la hermosa bahía llamada “La Concha”. La playa “La Concha” es topless y está llena de gente todos los días de la semana. Los lugareños hablan dos idiomas: español y vasco. La comida es muy buena y tiene precios razonables. Es decir, se puede obtener una variedad de pintxos (tapas) y un delicioso vino para el almuerzo o la cena y quedaras completamente satisfecho. Los lugares para visitar aquí son varios como la playa (La Concha), el funicular (de Igueldo), varios restaurantes y, por supuesto, la vida nocturna es totalmente inolvidable! Una vez que llegues a el Monte Igueldo a través del funicular, te quedaras sin habla debido a la increíble y prominente vista de la Bahía de La Concha. En el Monte Igueldo, puedes comprar regalos hechos a mano para llevar a casa. En general, yo disfruté mucho mi estancia en San Sebastián porque me hizo sentir como en casa.

Durante mi estadía en la region Basca, tuve que hacer una parada en Bilbao, España. Bilbao es una ciudad magnífica. Siempre hay tantas cosas que hacer que vas a pasar entretenido. Mi viaje a Bilbao fue desde San Sebastián-Donostia en un autobús expreso. El viaje es aproximadamente como 1 hora (a una hora y media). Una vez que llegues a la terminal puedes obtener un taxi local o simplemente caminar a tu destino. Te aconsejo que camines ya que es así como puedes sacar el máximo provecho de esta experiencia. Además todo está de alguna manera cerca. La ciudad es muy pintoresca, colorida y artística. El día que llegué a Bilbao, hice las siguientes actividades: Visité el museo Guggenheim (sí, pude ver todas las artes), me subí al tren local y pude ver toda la ciudad, y por supuesto pude ver una actuación local en las calles. Este fue un día memorable. Lo más importante es que pude aprovechar al máximo la experiencia de Bilbao en un solo día.

Decidí vistar Lourdes, Francia porque siempre he querido visitar el Santuario de Nuestra Señora de Lourdes. Para llegar allí, fue muy fácil. De hecho, mucho más de lo que me imaginaba. Compré los boletos para el bus en la oficina de la terminal de autobuses en San Sebastián,España. Tuve que comprar los boletos antes del día del viaje hacía Lourdes porque quería asegurar mi asiento en el autobus en dado caso se llegará a llenar el mismo día del viaje. El viaje en sí fue alrededor de 2-3 horas (solo ida). Sin embargo, todo el viaje fue muy emocionante porque pude notar las diferencias de las casas entre San Sebastián y Lourdes. Una vez que llegué a Lourdes, fue muy fácil llegar al Santuario. Esto se debe a que toda los poblareños de la ciudad son devotos y agradecidos con Nuestra Señora de Lourdes. Por lo tanto, la gente es agradable y tan comprensible de las necesidades de los turistas. Sin embargo, te aconsejo que aprendas algunas de las palabras que sean más útiles y comunes en francés. Esto es porque la mayoría de la gente en Lourdes no saben hablar español o inglés. La experiencia del Santurio de Nuestra Señora de Lourdes estuvo por encima y más allá de lo que yo imaginaba que fuera. Si llegas a emprender este viaje puedes sentir inmediatamente la fé, el amor y la compasión en todo el lugar del santuario. Además, la gente en el Santurario es comprensible y sumamente útil para los turistas y personas con necesidades especiales. También tienen personal que habla varios idiomas y rezan el rosario en diferentes idiomas en la Grotta. Te aconsejo que compres las botellas plásticas para que puedas obtener el agua de la gruta de Nuestra Señora de Lourdes. Para llegar a la Grotta en sí, tienes que pasar en fila y asi poder contemplar la belleza inigualable de Nuestra Señora de Lourdes. En general, mi experiencia en visitar a Nuestra Señora de Lourdes, en Lourdes Francia fue la experiencia más espiritual que he tenido hasta ahora en un país extranjero además de la que tuve en Costa Rica cuando tenía 3 años. Pero, esa es otra larga experiencia espiritual que tengo que explicar en un blog diferente. A partir de ahora, te puedo decir que si estas planeando obtener cualquiera de estas aventuras de los Pirineos, ten por cuenta que no te arrepentiras en lo absoluto y estaras más que encantado con toda su belleza natural.

Por favor comenta a en este blog post, si has visitado alguna de estas ciudades: San Sebastián y Bilbao, España, así como Lourdes, Francia. ¿Cómo fue tu experiencia? ¿Irías a alguna de estas ciudades de nuevo y por qué?

 

 

 

Follow:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *